¿Cuál es la diferencia entre la hemofilia A, B y C?

los Principales diferencias Entre hemofilia A, B y C La hemofilia A se debe a una deficiencia del factor de coagulación VIII, la hemofilia B se debe a una deficiencia del factor de coagulación IX y la hemofilia C se debe a una deficiencia del factor de coagulación XI.

La hemofilia A y B se deben a rasgos hereditarios recesivos ligados al cromosoma X con genes defectuosos en el cromosoma X. Los hombres tienen un cromosoma X y las mujeres dos cromosomas X. En los hombres, las personas diagnosticadas con hemofilia contienen un gen defectuoso en el cromosoma X. Por lo tanto, la mayoría de los pacientes con hemofilia son hombres. La hemofilia C no sigue el patrón de la cadena X porque ocurren mutaciones en los genes del cromosoma 4. Por lo tanto, la hemofilia C afecta a ambos sexos por igual.

contenido

1.1. Resumen y principales diferencias
2.2. ¿Qué es la hemofilia A?
3.3. ¿Qué es la hemofilia B?
4.4. ¿Qué es la hemofilia C?
5.5. Similitudes: hemofilia A, B y C
6.6. Hemofilia tabular A vs B vs C
7. Resumen – Hemofilia A vs. B vs. C

¿Qué es la hemofilia A?

La hemofilia A es un trastorno hemorrágico hereditario causado por la falta del factor VIII de coagulación de la sangre. El factor VIII es importante para las pruebas de coagulación sanguínea. Cuando se produce un pequeño corte o una lesión sangrante, se producen una serie de reacciones para ayudar a que la sangre se coagule. Este proceso se conoce como la cascada de la coagulación. Contiene una proteína especial llamada factor de coagulación. El factor VIII es uno de tales factores de coagulación. Las áreas clave afectadas por la hemofilia A son las articulaciones, los músculos, el cerebro y el tracto gastrointestinal. El sangrado de los músculos y las articulaciones, el sangrado del cerebro y del tracto gastrointestinal son signos de hemofilia A. Otro síntoma de la hemofilia A es la coagulación sanguínea inadecuada debido a lesiones graves o leves. En casos severos, puede conducir a un sangrado espontáneo.

Hemofilia tabular A vs B vs C

Figura 01: rasgo recesivo ligado al X

El diagnóstico de la hemofilia A se realiza mediante el análisis del factor de coagulación. La mayoría de los tratamientos para la hemofilia incluyen suplementos de proteína factor VIII, que es deficiente o deficiente. Por lo tanto, el fármaco principal es un factor VIII concentrado llamado factor de coagulación. Hay dos tipos de este factor, derivado de plasma y recombinante. Y estas terapias de factor se infunden por vía intravenosa.

¿Qué es la hemofilia B?

La hemofilia B es un trastorno hemorrágico hereditario causado por la falta del factor IX de coagulación de la sangre. La falta de factor IX es más rara que otros factores, por lo que la hemofilia B es una enfermedad rara. Los síntomas de la hemofilia B incluyen sangrado urinario llamado hemofilia, epistaxis llamada hemorragia nasal y sangrado articular llamado sangrado intraarticular. Los pacientes afectados por hemofilia B presentan mayor enfermedad periodontal con falta de higiene bucal y cuidado de la salud.

Hemofilia A, B y C: compare lado a lado

Figura 02: Diagnóstico de hemofilia

El signo más prominente de la hemofilia B es una erupción en el primer diente o sangrado gingival durante la extracción del diente. La hemofilia B grave provoca sangrado espontáneo del tejido oral, los labios y las encías. La deficiencia del factor IX, si no se trata de inmediato, provoca hemorragias espontáneas o traumatismos leves. El diagnóstico de hemofilia B se realiza mediante pruebas de detección de coagulación, análisis de factores de coagulación y puntajes de sangrado. El tratamiento de la hemofilia B incluye infusión intravenosa de factor IX y transfusión de sangre.

¿Qué es la hemofilia C?

La hemofilia C, también conocida como deficiencia precedente de tromboplastina plasmática, es una hemofilia leve causada por una deficiencia del factor XI de coagulación de la sangre. La hemofilia C es autosómica recesiva porque el gen está en el cromosoma 4. La hemofilia C se encuentra ocasionalmente en pacientes con lupus eritematoso sistémico. Las personas afectadas por la hemofilia C no sangran espontáneamente. Por lo tanto, es más probable que ocurran complicaciones como el sangrado después de una cirugía o una lesión grave. Sin embargo, los síntomas de la hemofilia C incluyen sangrado oral, sangrado nasal, sangre con la orina, sangrado posparto y sangrado de las amígdalas.

El diagnóstico de hemofilia C se basa en un estudio de tiempo de tromboplastina parcial activada a largo plazo. Este es un análisis de sangre que caracteriza la coagulación de la sangre a lo largo del tiempo. El tratamiento de la hemofilia C es la administración de ácido tranexámico durante o después del inicio del sangrado. En casos graves, se infunde plasma fresco congelado o factor XI recombinante.

¿Cuáles son las similitudes entre la hemofilia A y B y C?

  • La hemofilia A, B y C están asociadas con una deficiencia de factores de coagulación de la sangre.
  • Son enfermedades hereditarias.
  • Además, los tres tipos causan sangrado espontáneo.
  • Las tres condiciones se pueden diagnosticar mediante técnicas moleculares como la PCR.

¿Cuál es la diferencia entre la hemofilia A, B y C?

La hemofilia A, B y C son trastornos hemorrágicos hereditarios debido a la falta de factores de coagulación sanguínea VIII, IX y XI, respectivamente. Por lo tanto, esta es una diferencia importante entre la hemofilia A y B y C. Además, la hemofilia A y B se encuentran predominantemente en hombres, mientras que la hemofilia C afecta a ambos sexos por igual. Además, la hemofilia A y B son recesivas ligadas al cromosoma X y la hemofilia C es autosómica recesiva.

La siguiente infografía es una comparación tabular de las diferencias entre la hemofilia A, B y C...

Resumen – Hemofilia A vs. B vs. C

La hemofilia A es un trastorno hemorrágico hereditario causado por la falta del factor VIII de coagulación de la sangre. La hemofilia B es un trastorno hemorrágico hereditario causado por la falta del factor IX de coagulación de la sangre. La hemofilia C, también conocida como deficiencia precedente de tromboplastina plasmática, es una hemofilia leve causada por una deficiencia del factor XI de coagulación de la sangre. La hemofilia A y B se deben a rasgos hereditarios recesivos ligados al cromosoma X con genes defectuosos en el cromosoma X. Por el contrario, la hemofilia C está asociada con un defecto en un gen en el cromosoma. Por lo tanto, este es un resumen de las diferencias entre la hemofilia A y B y C.

referencia:

1. “hemofilia A.. MedlinePlus, Biblioteca Nacional de Medicina.
2. “Hemofilia B.. MedlinePlus, Biblioteca Nacional de Medicina.

Imagen cortesía de:

1. “Recesivo ligado al X (2)Por archivo: Autosómico recesivo – en.svg: Domaina, Kashmir, SUM1 Trabajo derivado: SUM1 – Basado en archivo: Autosómico recesivo – en.svg (CC BY-SA 4.0) Vía Commons Wikimedia
2. “Diagnóstico de la hemofilia Figura 3”Moutasem z – hecho a sí mismo (CC BY-SA 3.0) Vía Commons Wikimedia